Mascarilla de gelatina Bunny Moon de Lush

21 ene. 2020

Mucha intriga es lo que me producían las nuevas mascarillas en gelatina de Lush y, también una sensación como 'de rechazo' ya que sus geles en este formato no me habían gustado nada. Un día, decidí darle una oportunidad a las mismas y me llevé una para casa.

Mascarilla de gelatina Bunny Moon de Lush
Mascarilla de gelatina Bunny Moon de Lush
Bunny Moon {65 gr. - 9.95 €} fue la elegida. ¿Por qué? En el momento que la compré, mi rostro necesitaba algo de calma, los cambios de temperatura y la humedad de donde vivo, a veces hacen que mi piel, necesite productos calmantes.



Entre sus ingredientes destacan productos calmantes como la infusión de camomila y caléndula y el aceite de rosa, que calman la piel. También contiene miel y vainilla para suavizar la piel y resina de benjuí para reconfortarla. Es un producto autoconservante, por lo que no necesita meterse en el frigorífico y es apto para veganos.

Mascarilla de gelatina Bunny Moon de Lush
Mascarilla de gelatina Bunny Moon de Lush
Su textura es diferentes a las demás mascarillas de la marca y también su uso: es una gelatina, aunque cuando coges un trozo de la misma, el resto no vuelve a su posición dentro del envase.. Para usarla debes coger un trozo de la misma y trabajarla con las manos hasta formar una pasta, la aplicas en el rostro y esperas de cinco a diez minutos para retirarla.

Mascarilla de gelatina Bunny Moon de Lush
Mascarilla de gelatina Bunny Moon de Lush
Tiene un olor peculiar, algo dulce sin se absolutamente nada empalagoso, como a bizcocho. Es fácil coger un trozo de la misma, aunque se te quedan restos de producto dentro de las uñas, algo que no me ha gustado la primera vez que la utilicé, por eso las otras veces lo he realizado con una cucharita pequeña, más cómodo e higiénico.

Se trabaja cómodamente con los dedos y luego es fácil aplicarla en el rostro, de hecho he visto que también puedes trabajarla directamente en el rostro, lo he realizado de las dos maneras. Tiene un color beige con partículas doradas, algunas de éstas se quedan en el dorso de la mano o en los dedos y se eliminan con agua.

Mascarilla de gelatina Bunny Moon de Lush
Mascarilla de gelatina Bunny Moon de Lush
Cuando esperas de cinco a diez minutos, no se va notando el rostro tirante como con otras mascarillas, de hecho el producto no termina por secarse pos completo en el rostro. Para eliminarlo, es algo más engorrosa que otras mascarillas, puesto que con agua debes insistir un poco.

Me gusta hacerlo de la siguiente manera: aplico un poco de agua en el rostro y masajeo el producto convirtiéndolo así como en una crema, y después lo retiro con una muselina, o en su defecto un algodón. También lo he retirado con agua, aunque como te he comentado, tardo algo más en hacerlo.

Mascarilla de gelatina Bunny Moon de Lush
Mascarilla de gelatina Bunny Moon de Lush
La sensación en el rostro es de suavidad y noto la piel calmada, también se aprecian algunas partículas doradas pero sin exagerar, lo que se transforma en algo de luz al rostro. El producto en sí me ha convencido, porque es bastante cómodo y lo que aporta a la piel del rostro me ha convencido. Lo que me he dado cuenta es que en su web ya no están disponibles.

¿conocías o has probado este formato de mascarillas?

6 comentarios :

  1. No las he probado y tampoco creo que lo haga, la gelatina siempre se me ha dado mucho repelus, ja ja ja


    Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo me hice con otra y también me convenció.
    Un besazo, guapa.

    ResponderEliminar
  3. Que curioso, gracias guapa. Besos

    ResponderEliminar
  4. No conocía esta mascarilla, es muy curiosa. Besos!

    ResponderEliminar
  5. Nunca he usado mascarillas de este tipo, curiosa. Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Tengo ganas de probar algo de esta marca pero en mi tierra no hay tienda física y yo no suelo comprar nada sin antes haber probado alguna muestra.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu huella en este blog!!