Conoce los beneficios de la CHIRIMOYA

15 oct. 2015

Chirimoya: propiedades y beneficios

La chirimoya es una de las frutas tropicales un tanto desconocida o que a la gente no le gusta. Su textura grumosa y su multitud de pipas grandes hace que mucha gente la rechace.

La época en la que encontrarás será desde comienzos del otoño hasta inicios de la primavera.

Para comerla, su mejor momento es cuando está un poco madura, sólo debes tocarla un poco y comprobarlo, además su tono se vuelve algo más oscuro, un verde oscurecido y algo marrón o negro.

Chirimoya: propiedades y beneficios
Chirimoya: propiedades y beneficios


Cuando la abres notarás su color beige como cremoso y sus pepitas grandes y negras.

Chirimoya: propiedades y beneficios
Chirimoya: propiedades y beneficios

Deberás comerla con una cuchara, así te será más fácil eliminar sus pepitas cuando lleguen a tu boca, a veces, pueden resultar algo molestas.

Chirimoya: propiedades y beneficios
Chirimoya: propiedades y beneficios

Si estás en un proceso de adelgazamiento o siguiendo una dieta, puede ser tu aliada ya que tiene un bajo contenido en grasas, tan sólo aporta 80 calorías por cada 100 gramos.

Aunque su mayor contenido es agua, si eres diabético debes de tener cuidado y elegir las piezas pequeñas, ya que tiene un alto contenido en hidratos de carbono {glucosa y fructosa}, al contener fibra regula el nivel de glucosa en sangre.

Chirimoya: propiedades y beneficios
Chirimoya: propiedades y beneficios

Si tus defensas están bajas su contenido en vitamina C te aportará ese extra que tu cuerpo necesita. También aporta vitamina A y B.

Aporta fibra, por lo que mejora el tránsito intestinal y las personas que sufren de estreñimiento deben tomarla.

¿consumes esta fruta tropical?

Votar en los Premios Bitacoras.com
Ya sabes que también puedes seguirme en ..

Suscríbete a mis entradas Mi Canal de YOUTUBE  https://www.facebook.com/VolveraSentirtetoWapa  Sígueme en Twitter  Sígueme en Bloglovin'  Sígueme en Instagram  Escríbeme
GRACIAS a cada un@ de los que estáis detrás