Qué llevo en la bolsa y el neceser para la playa

16 ago 2022

No lo vamos a negar que, a casi todos, nos gusta saber qué llevan los demás en el neceser o, como este caso a la playa. No por el hecho del cotilleo, si no porque muchas veces nos dan idea de algo que se nos olvida o algo que llevamos y es innecesario.

Este verano estoy yendo bastante veces a la playa, algunas veces sola y otras acompañada. Como os comenté por Instagram, soy de las personas que madrugan, me gusta aprovechar el día, pero también llegar cuando el sol no está en su máximo apogeo, 

 

Indiscutiblemente algo que siempre llevo es una sombrilla, la que tengo no es muy grande de 1.60 m, y cuenta con spf, la compré en uh lugar costero, pero encontráis este producto en miles de sitios, como Decathlon o Carrefour.

Al imprescindible también es la toalla, suelo llevar un pareo de estos grandes que tan de moda se llevan o si no una toallas de, como digo, de playa de las de toda la vida. El pareo/toalla grande fina, lo compré directamente en la playa el año pasado en Peñíscola.


Dependiendo a la playa que vaya (si es de piedra o arena), voy en chanclas o si no en unas deportivas finas de verano, por eso de que los pies sufran lo menos posible. De hecho, me gustan más las playas de arena, que las de piedras.

Para el agua utilizo una botella térmica de acero inoxidable, en esta caso está personalizada con mi nombre, ya que fue un regalo de la empresa donde trabajo. Mantiene el agua fria durante más de un día, sin que ésta tenga un sabor metálico. También sirve para bebidas calientes, que las aguantan 24 horas.

Qué llevar a la playa

Una protección solar adecuada, es decir con spf 50+, es la que siempre utilizo, mi favorita para este verano es la Fusion Water de ISDIN; no deha ningún residuo graso, se absorbe muy rápidamente y no aparecen los temidos brillos, además como protección facial para la ciudad, me parece perfecta.

Si debo destacar unos protectores solares low cost que funcionan, que me encantan, esos son los de Lidl, es cierto que todos ellos no son mis favoritos, porque el de rostro, lo he llegado a aborrecer, ya que tardaba la vida en absorberse y deja el rostro pegajoso, así que con ese no repetiré. En cambio el solar bifásico corporal de Lidl es uno de mis favoritos, es hidratante, no deja ninguna película en la piel y se absorbe muy rápido.

Me gusta llevar un protector labial, actualmente tengo en uso el Joli Baume de Clarins, que, aunque no tiene protección solar, deja los labios muy hidratados gracias al aceite de Karité y la manteca de cacao que contiene su formulación. Algunas veces llevo alguno brillo con color, como en este caso el bálsamo labial Afterglow de Nars, que aporta un tono melocotón.

Qué llevar a la playa

Los ojos es algo que cuido muchísimo y más en verano, no solamente llevo mis gafas de sol graduadas por una buena óptica, creo que, aunque compres tus gafas de sol en otro sitio, los cristales siempre deben ser buenos. También suelo llevar gotas para los ojos, en este caso son individuales y de farmacia. A veces son necesarias cuando se mete algo de salitre en los ojos.

Para el pelo llevo poca cosa, ya que no soy de mojarlo siempre, no suelo meter la cabeza debajo del mar, principalmente porque suelo sufrir de otitis y ésto las agrava. Por ello llevo un peine de púas, por si lo necesito, como digo yo para peinar y colocar los rizos en cada lugar. Este verano como sí he mojado mi pelo algunos días, llevo un pequeño bote de acondicionador en espuma de Pantene, no será el mejor, puede ser, pero ayuda a tenerlo hidratado y que no se estropee tanto por el sol, ya que a veces llevo un pañuelo, una gorra o sombrero, pero debo decir que este año algunos días lo he obviado.


Con el calor y aunque utilice sombrilla, mi abanico no puede faltarme, yo creo que ya es un extra de mi mano los meses de verano, a éste que te enseño le tengo mucho cariño, pues me lo regaló mi hermano tras unas vacaciones en Cádiz hace muchos años, después de que me diera un jamacuco un agosto en el metro de Madrid.

Los usos del agua termal son diversos y para mí es un básico en el verano, tanto en casa, como fuera de ella. Tras un día de sol, aunque te pongas protección y estés bajo la sombrilla, la piel se resiente, y lo utilizo para refrescarla y aportarle hidratación.

Finalizo con un bikini o en mi caso varios, cada vez que salgo del agua me cambio la parte de abajo del bikini y es que es una de las formas de prevenir las cistitis e infecciones de orina en verano. Ten en cuenta que si la zona está mucho tiempo húmeda proliferan bacterias en la misma.

¿qué llevas tú a la playa?

3 comentarios :

  1. Pues la verdad es que bastante parecido, y un buen libro nunca me falta.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Silla y sombrilla como imprescindibles...además de protección solar de 50, algo para leer y agua fresquita

    ResponderEliminar
  3. Una selección de productos muy interesante. El solar bifásico corporal de Lidl me llama la atención.

    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu huella en este blog!!