La importancia de un buen DESAYUNO

29 ene. 2014


Fuente

El desayuno es nuestro primer alimento después de que el cuerpo haya estado más de 8 horas sin probar bocado. Durante la noche se ha alimentado de las reserva que en él poseemos, sino lo hacemos correctamente no dispondremos de la energía física y mental necesaria para toda la jornada.

No debemos saltarnos nunca el desayuno, aunque pueda darnos pereza prepararlo o queramos quedarnos 15 minutos más en la cama, es la comida más importante del día puesto que en él aportaremos al cuerpo un 20-25% de la energía que necesita durante todo el día, por ello debe ser los más equilibrado posible.

¿Qué debemos incluir en él?

Productos lácteos que además de proteínas y vitaminas aportan el calcio, tan importante para fijar nuestros huesos. Podremos combinar leche, yogures o queso, dependiendo de nuestro gusto.


Si son desnatados o bajos en grasas, mucho mejor.

Fuente
Es cierto que como comenta Miss Potingues, muchas personas no pueden tomar este tipo de productos y no es imprescindible.
Pan o cereales son los que nos aportarán los hidratos de carbono, es decir, la energía para el día a día. También nos aportan vitaminas y diferentes minerales.

Si los elegimos con fibra, ayudarán a nuestro tránsito intestinal y a no sentirnos 'tan pesados'; además de que nos saciarán y evitaremos el picoteo entre horas.

Fuente

Evitando la bollería industrial y el pan de molde no introduciremos en nuestro cuerpo grasas vegetales y colesterol no recomendables.

Optando por panes con chocolate o frutos secos debemos tener en cuenta su aporte extra en azúcar y grasas.

Frutas o zumos para cargar la cuerpo de carbohidratos, agua, vitaminas y minerales.

Fuente

Si a los productos mencionados anteriormente, añadimos algún alimento proteico bajo en grasas, como el jamón serrano o cocido, pavo o huevo {entero o sólo la clara} aportaremos a nuestro organismo la energía necesaria para comenzar el día.

Fuente
Además podemos incluir bien a primera hora o a media mañana una ración de frutos secos, como avellanas, nueces o almendras.

Fuente
Recuerda en el desayuno debemos aportar a nuestro cuerpo una quinta parte de las calorías diarias, así evitaremos el hambre a media mañana y el picoteo entre horas.

y tú ¿desayunas bien?


MUACKSSS!!


Ya sabéis que también podéis seguirme en .
.

Suscríbete a mis entradas Mi Canal de YOUTUBE Sígueme en Facebook  Sígueme en Twitter  Sígueme en Bloglovin'  Sígueme en Instagram  Escríbeme
GRACIAS a cada un@ de los que estáis detrás