Introduce la Leche de AVENA en tu alimentación

22 sept. 2016

Mi alimentación ha ido cambiando en los últimos años y uno de los alimentos que he incluído en mi día a día es la avena, no sólo en forma de copos, si no también harina de avena, galletas de avena caseras o incluso bizcochos de avena con stevia caseros.

La leche de avena es otro de los productos que tomo asiduamente, aunque la alterno con la leche sin lactosa, hoy nos centraremos en las bondades de la leche de avena.

Introduce la leche de AVENA en tu alimentación


Ayuda a reducir el colesterol al ser ruca en grasas insaturadas omega 3 y 5, que controlan los niveles de colesterol.

Facilita el tránsito intestinal por su alto contenido en fibra, a la vez que previene el estreñimiento y la aparición de hemorroides y algunos problemas intestinales.

Ayuda a eliminar toxinas y protege contra los radicales libres, debido a su elevado contenido en antioxidantes.


Controla los niveles de azúcar en sangre, por ella comencé a incluirla en mi alimentación, tiene un bajo nivel de glucemia y facilita la absorción de los nutrientes, por lo que en personas diabéticas está aconsejada.

Es beneficiosa para las personas que sufren de hipotiroidismo, controla el funcionamiento de la glándula del tiroides por su alto contenido en yodo.

Combate la desmineralización ósea, al ser una fuente de minerales como el magnesio, el zinc y el potasio.

Consumiéndola cuidarás tu sistema nervioso central y equilibrarás los estados de irritabilidad o ansiedad, además de aliviar el insomnio.

Regula el apetito y la sensación de saciedad es más plena, por ello se sustituye por la leche normal para perder peso y mantener el equilibrio de nuestro organismo, ya que además ayuda a reducir la retención de líquidos.

y tú ¿qué leche tomas?